Homenaje a Isabel Solá

martes, septiembre 13, 2016

Con unos minutos de retraso después de la hora comprometida de las 7,30, comenzábamos en la tarde de ayer día 12 de septiembre, en el que hacíamos memoria del Dulce nombre de María, el funeral-homenaje a la misionera asesinada en Haití, Isabel Solá y miembro de la Congregación de Jesús y María. 

Foto 1

 La celebración tuvo lugar en la gran  capilla del colegio. Lo que en otras ocasiones, en actividades pastorales, me había parecido un lugar frío  en este caso la gran iglesia parecía quedarse pequeña y el ambiente sobre cogedor. Presidía la celebración el Sr. Arzobispo de Madrid D. Carlos Osoro y era con celebrada por un número importante de sacerdotes entre los que se incluía  el director de las OMP D. Anastasio Gil y varios vicarios de la archidiócesis de Madrid. El IEME estuvo representado por el Dpto DIA.
  
Foto 2

La celebración se prolongó por espacio de hora y media que nos resultó a todos breve debido a la intensidad  y emociones que se vivieron. La congregación habían preparado una celebración digna de un recuerdo merecido. D. Carlos Osoro entretejió su homilía con el poema de Santa Teresa, "Solo Dios basta" al que Isabel le había puesto música y que pudimos escuchar, y la entrega de su vida a los pobres como acto que acredita esa experiencia de que a Dios sólo merece entregar la vida y que Isabel siempre había hecho realidad con su entrega a Cristo y a éste en los pobres.

Foto 3

Después de la comunión se compartieron experiencias, testimonios. Se cantaron algunas canciones que Isabel había compuesto y que interpretaron miembros jóvenes de la congregación y se relató la obra entregada a los pobres desprendiendo emociones. Momentos intensos se vivieron  cuando se ofrecieron los testimonios de la familia, la de sangre y la de vida religiosa y al final se dio lectura al testamento espiritual que había dejado como si presintiera esta muerte que celebrábamos y que nos dejó a todos con lágrimas en los ojos.

Foto 4

Una mujer de fe, enamorada de Cristo, que se había entregado de lleno a la Misión y a los más pequeños, exponiendo su vida en todo momento hasta la hora de entregarla totalmente a Dios y al pueblo con el que ella compartía su vida ¡Sobrecogedora tu vida, Isabel, descansa en paz y goza ahora de quién estuviste enamorada siempre!

Foto 5







Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

Misionero en Zimbabwe

El programa Misioneros por el Mundo, visita a nuestro misionero JoséLuis Ruíz