,

Nuestra fe en la resurrección

lunes, marzo 19, 2018


Es frecuente que la fe en la Resurrección nos convoque en distintas localidades de Burgos. Allí nacimos, allí echamos nuestras raíces como institución misionera, de aquella recia espiritualidad castellana bebimos muchos de nosotros. Y Burgos sigue siendo la diócesis de la que más misioneros han realizado su sueño a través del IEME…

Tarsicio en HacinasEsta vez fue en HACINAS, pueblo cercano a Santo Domingo de Silos… Allá fuimos a dar el “adiós” a don Anastasio Antón, padre de nuestro compañero en Cuba, Tarsicio. Y pueblo también de quien trabajó hasta hace muy poco en el EFAM, Ramón Delgado.
Aunque es un pueblo que aún pasa bastante de los 100 h. en invierno, se constató una vez más, que “el sonido a honras fúnebres” de las campanas hace que se llene el pueblo y se llene la iglesia, de nuevo. Con más motivo esta vez cuando el señor Anastasio era reconocido por todos como “hombre de iglesia”.
Presidió la celebración y nos dio ejemplo de serenidad su hijo Tarsicio, como también todos sus familiares, entre ellos una hija, hermana de la congregación de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta.  Dentro de la iglesia llena, una treintena de sacerdotes, varios de ellos compañeros de Tarsicio.
Y volveremos muchas veces a Burgos, reafirmando nuestra fe en la Resurrección: El nos convoca.


Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

¿QUÉ SON LAS OMP?

¿Qué es la Obra de Propagación de la Fe ¿Qué es la Obra de Infancia Misionera ¿Qué es la Obra de San Pedro Apóstol? ¿Qué es la Pontificia Unión Misional?