“Que la misión renueve las estructuras”

jueves, junio 01, 2017

Esta semana se desarrolla en Roma la Asamblea General de las Obras Misionales Pontificias (OMP) con la presencia de los directores nacionales, también el de España, Anastasio Gil, llegados de todos los rincones del mundo. 

Anastasio Gil, Dtor. OMP España
Entre las intervenciones que se han ido sucediendo en estos días, destaca la de Mons. Protase Rugambwa, presidente internacional de las Obras Misionales. Agradeció la labor de todos los directores en sus respectivos países, y les animó a estar en “permanente estado de reforma para que la misión de la Iglesia pueda renovar también las estructuras que la deberían servir y hacer eficaz”. De hecho, en su intervención, trató los que serán los ejes de desarrollo y renovación de las Obras Misionales Pontificias en los próximos años.

 Mons. Protase Rugambwa

Anunció que se había concluido la última redacción de los Estatutos de las OMP, con la integración en los mismos de la Oficina Administrativa y de su encargado, así como la de la Comisión de Economía, además de la creación de un Comité para los Desastres Humanitarios. También agradeció el desarrollo y organización este 2017 de los encuentros continentales de directores nacionales, que tienen lugar cada dos años, en Uagadugú, Bucarest, Santo Domingo, Islamabad y Sídney.

Cúpula de San Pedro
Mons. Rugambwa informó de la acogida por parte del Papa Francisco de la propuesta de un mes misionero extraordinario. Será en octubre de 2019, con ocasión del centenario de la encíclica misionera Maximum Illud. También abordó el tema de la elección de un logo único para todas las OMP del mundo, que ayude a afirmar mejor, a nivel internacional, la identidad única de esta institución.

El prelado tanzano trató además los problemas que surgen con la regulación de los entes caritativos, por parte de los diversos Estados. No se puede perder la “filosofía” “que es el fundamento de las OMP, es decir, su carácter de fondo universal de solidaridad”, por lo que no es suficiente con hablar de “principios generales de comunión y de colaboración”, sin que esto se refleje en la praxis y en la ayuda económica.

Explicaba Mons. Rugambwa que se sigue adelante con el replanteamiento de los criterios con que se asignan las ayudas ordinarias, los fondos para proyectos y la financiación de construcciones y apoyo al desarrollo social y caritativo.

Plaza de San Pedro desde el CIAM

Concluía animando al cambio de mentalidad: “Cuanto más ponemos en el centro de nuestros intereses, de nuestra pasión, las verdaderas necesidades de la misión, mayor es nuestra conversión, como muerte al protagonismo y nacimiento al servicio eclesial, fraterno y evangélico que salva”.


PROCEDENTE DE OMPRESS-ROMA (31-05-17) 


Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

Misionero en Zimbabwe

El programa Misioneros por el Mundo, visita a nuestro misionero JoséLuis Ruíz