Catequista nativo laosiano beatificado en Vientian (Laos)

lunes, diciembre 12, 2016

Este domingo 11 de diciembre del 2016 tuvo lugar en la catedral del Sagrado Corazón de Jesús de Vientian, capital de la República democrática popular de Laos, la beatificación de 17 nuevos beatos. . El papa Francisco mencionó el acontecimiento en el tradicional  Angelus de los domingos. Entre los beatificados hay un misionero, un catequista (líder de la comunidad cristiana) y varios fieles mártires.


 El papa expresaba así el acontecimiento. “Hoy, en Vientián, en Laos, han sido proclamados beatos Mario Borzaga, sacerdote de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, y Paolo Thoj Xyooj, fiel laico catequista y quince compañeros, asesinados por odio a la fe. Que su fidelidad heroica a Cristo pueda ser estímulo y ejemplo para los misioneros y especialmente para los catequistas que en las tierras de misión desarrollan una preciosa e insustituible obra apostólica, que toda la Iglesia les agradece. Pensemos en nuestros catequistas: ¡cuánto trabajo hacen, un buen trabajo! Ser catequista es una cosa bellísima: es llevar el mensaje del Señor para que crezca en nosotros. ¡Un aplauso a los catequistas!”.


La beatificación de estos mártires ha sido toda una alegría para la pequeña comunidad católica de Laos, que apenas cuenta con 45.000 fieles. Estos 17 beatificados son los primeros beatos laosianos. El cardenal filipino Orlando Quevedo, arzobispo de Cotabato y enviado especial del Papa, ha presidido la ceremonia de beatificación en Vientián, la capital de Laos. Los mártires fueron asesinados entre 1954 y 1970 durante la guerra civil que asoló este país, muy ligada a la guerra de Vietnam. Fueron asesinados por los comunistas del Pathet Lao.



“Nosotros los misioneros estamos hechos así… para partir”, decía el ya beato Mario Borzaga, el misionero italiano mencionado por el Papa. Mario, Oblato de María Inmaculada, fue asesinado en 1960 a los 27 años tras solo tres años de servicio misionero en el país. Junto a él murió Paolo Thoj Xyooj, catequista de la etnia hmong. Sus cuerpos jamás fueron encontrados. De los otros quinces nuevos beatos, diez fueron misioneros franceses – cinco Oblatos de María Inmaculada y cinco miembros de las Misiones Extranjeras de París, organización que fue la primera en enviar misioneros a este país del sudeste asiático.




La celebración estuvo muy bien arropada por la Iglesia de Asia, especialmente por los católicos del noreste de Tailandia, con quienes hay vínculos muy fraternos.  

Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

Misionero en Zimbabwe

El programa Misioneros por el Mundo, visita a nuestro misionero JoséLuis Ruíz