CURSO DE MISIONOLOGÍA EN EL CIAM

jueves, febrero 11, 2016


Desde el día 1 hasta el día 12 de febrero del 2016 se ha llevado a cabo el  curso de formación misionera que las OMP pontificias ha organizado en el CIAM de Roma. El Centro Internacional de Animación Misionera (CIAM) situado en la colina Giannicolo, es uno de laos territorios vaticanos extraterritoriales posiblemente con mejores vistas sobre la Plaza de San Pedro. El curso se ha vivido en régimen de internado y por el contexto intensamente inserto en la naturaleza y corazón de la Iglesia.

Castillo de Sant´Angelo desde el CIAM


El curso está dirigido a Directores diocesanos de las OMP y otras personas relacionadas con estructuras de la tarea misionera de lengua española. Todos, por tanto trabajando intensamente en comunicación eclesial con la Dirección nacional de las OMP de los respectivos países. La finalidad del curso se expresaba en los siguientes términos, “ofrecer a los Directores diocesanos de las OMP un curso de convivencia y formación misioneras para realizar con competencia profesional la labor de animación, formación y cooperación misioneras que les han encomendado sus respectivos obispos”.

Cursillistas desde la terraza del CIAM

Se comenzaba el día 1, ya en la tarde que estuvo reservada a la Información del curso y del centro CIAM. Estuvo a cargo de P. Fabrizio Meroni, PIME, Secretario General de la Pontificia Unión Misional (PUM) y P. Gerardo Roncero, del secretariado de la Obra Pontificia para la Propagación de la Fe (POPF) y director de este curso 2016.

Fabrizio Meroni,

El martes día 2, comenzábamos el día con una reflexión del P. Ryszard Szmydki OMI, secretario general de de POPF, sobre la  Universalidad de la misión con unas concreciones muy precisas desde el contexto del magisterio del Papa Francisco. Una reflexión sobre la naturaleza de la misión y su carácter universal. La siguiente hora el Sr. Guzmán Carriquiry de la CAL nos hacía una reflexión muy sustanciosa de la Pontificia Comisión para América Latina. Su discurso vivo y mezclado de anécdotas lo enmarcaba dentro del marco de Aparecida y de la Evangelii Gaudium con una proyección latinoamericana precisa y sugerente.

Conversación entre Guzmán Carriquiry y Ángel


La tarde se reservó a hacer una visita a la CEP (Congregación para la Evangelización de los Pueblos) y fue nuestro guía el encargado del curso P. Gerardo Roncero FMVD, del secretariado de la POPF. El edificio está situado en los aledaños de la plaza de España y es una de los centros de los llamados extraterritoriales vaticanos. Allí se explicó el funcionamiento de trabajo de la curia, se visitaron los despachos de las secretarías de las cuatro obras pontificias y por último celebramos la Eucaristía en una de las capillas. El día quedó concluido después de la celebración.

Visita al CEP

El miércoles, día 3 fue S.E.R. Mons, Protase Rugambwa, (Tanzania) presidente de OMP quien sostuvo una ponencia sobre “La vocación misionera ad gentes”. Fue una intervención que animaba a todas las Iglesias a buscar caminos vocacionales porque “a pesar de todas las actividades de animación y de formación misionera… no salen las cuentas en términos de personas que dedican su vida al anuncio del Evangelio. Disminuyen las vocaciones específicas a la evangelización en otros países, culturas, religiones”.”La misión confiada al redentor está lejos de cumplirse” (RM1).

Mons. Protase

El P. Carlos del Valle, SVD, misionero en Chile y actual rector del Colegio San Pedro siguió tras el presidente de OMP con una intervención sobre la Dimensión misionera del presbítero. En ella se hacía hincapié en la dimensión misionera de cada presbítero porque ha sido ordenado para la Iglesia universal. La intervención estuvo muy estructurada pedagógicamente a través de un PPS.

El jueves día 4 el P. Fernando Domingues, (MCCJ) y secretario general de la Pontificia Obra San Pedro Apóstol (POSPA) nos introducía en los Estatutos de OMP que, si bien tienen un carácter formal y legal, también es necesario conocer bien, pues el buen funcionamiento de las OMP también depende de su asimilación.

En el aula

En la segunda parte de la mañana, era el P. Anastasio Gil, Director Nacional OMP España, presentó la Instrucción “Cooperatio missionalis” de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (CEP) sobre la cooperación misionera. Se nos introducía en el significado propio de la Instrucción con la función que desempeñan las OMP al interior de la Iglesia y las estructuras de cooperación de la Iglesia y la coordinación de los organismos de cooperación misionera. Por último, las formas especiales de cooperación misionera nos hablaban de situaciones concretas en la cooperación entre las Iglesias.

Trabajando en grupos


El curso de Misionología lo estábamos viviendo en un año y unos días especiales como los que estábamos viendo en Roma. Así el Año de la Misericordia se nos presentaba con insistencia como un reto y también una experiencia para nuestra vida de responsables de Animación Misionera. La reflexión del P. Alejandro Díaz, del Pontificio Consejo Promoción Nueva Evangelización nos enmarcó las exigencias y la espiritualidad para vivir el Año Jubilar  y la peregrinación de la Misericordia a través de ese signo visible de conversión y misericordia de traspasar la Puerta Santa. En la tarde del día 4, esta fue nuestra tarea hacer experiencia y vida de un caminar misericordioso, portando la cruz y viviendo los pasos exigidos para una entrada interior y de conversión por la Puerta Santa que el Papa había abierto para aquellos peregrinos que apostaran por este cambio de sus vidas.

En conversación tras la clase

El Viernes, día 5 un nuevo día se nos abría para llenarnos de motivaciones y empeños misioneros. Abría la jornada S.E.R. Mons Savio Hon Tai Fai (SDB), de Hong Kong, actual secretario del CEP, su exposición fue muy sencilla sobre “Reflexión teológica desde las perspectivas estratégicas misioneras”. Unos puntos de reflexión y el visionado de una experiencia misionera de un joven sacerdote coreano en Sudan, dejaron una impronta profunda del hacer misionero en los cursillistas.

En la segunda parte de la jornada el P. Anastasio Gil, enfocaba con un realismo claro la “Dimensión episcopal de las OMP” y abría a un trabajo por grupos para considerar esta perspectiva en cada una de las delegaciones y diócesis de los asistentes.
En el Pontificio Colegio Español

Aunque la primera parte de la tarde se estuvo trabajando en grupos no perdió el ritmo de trabajo y compromiso misionero de los asistentes. La segunda parte de la tarde estuvo destinada a la visita al Pontificio Colegio Español de San José. Es esta una Institución antigua llevada por los Sacerdotes Operarios Diocesanos. El Rector P. José San José Prisco y el Administrador, P. Javier Malo, del Colegio expusieron los objetivos y funcionamiento del Colegio para los sacerdotes diocesanos de España. Con ellos se tuvo la Eucaristía y la cena de amistad.

Para la Jornada del sábado, día 6, estaba reservada la visita y también peregrinación Jubilar a Asís. Previo a la llegada a Asís tuvimos la gracia de acercarnos a Santa María de los Ángeles de la Porciúncula, también basílica jubilar. En Asís celebramos La Eucaristía  en una de las capillas del Convento y basílicas. Tras la celebración un de los padres franciscanos de lengua española nos acompañó como guía no sólo de turistas sino de peregrinos que queríamos ver en San Francisco la inspiración misionera y renovadora de la Iglesia del Papa Francisco. Terminamos la peregrinación a Asís con la visita al Convento de Santa Clara donde ella se encuentra enterrada.

Celebrando en Asís

El domingo, día 9 peregrinamos a las Catacumbas de Priscila donde celebramos la Eucaristía y nos sentimos unidos en la oración  a la Iglesia primitiva con experiencia de cruz y unidos a la Iglesia actual peregrinante y sufriente. Tras la Eucaristía los cursillistas gozaron de un día para sus prioridades y necesidades sociales, culturales o espirituales.

Entrada a las Catacumbas de Priscila

Mediado ya el curso de Misionología era necesario dejar las introducciones para adentrarnos en cada uno de las Obras Misionales Pontificias. Así pues comenzábamos la semana de nuevo con el P. Ryszard Szmydki. El secretario General de la Pontificia Obra de la Propagación de la Fe comenzaba este día 8 introduciéndonos en el carisma de las OMP y las tareas específicas de la POPF. Carisma, objetivos, los contextos eclesiales de renovación requerida, la situación sociocultural actual, las tareas que requieren la atención de la POPF fueron los contenidos esenciales de su exposición.
Ambiente de la casa

La segunda parte de la mañana estaba consagrada a la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol que de nuevo el P. Fernando Domingues acompañó con un PPS ofreciéndonos los objetivos, trabajos, desarrollos y experiencias en el ámbito formativo de seminaristas de las circunscripciones que pertenecen a la CEP (Propaganda Fide).

La tarde de este día 8 fue muy ilustrativa en cuanto a fuentes históricas. La visita al Archivo Histórico de la CEP, acompañados por Mons. Luis Cuña, archivista del Archivo histórico de la CEP, nos introdujo en la conservación de la documentación que se genera en la vida inicial de las Iglesias jóvenes con la Congregación para la Evangelización de la Fe. Pudimos ver la pulcritud con que se conserva y se cuida la documentación, así como características originales de la misma.

En el Archivo de la CEP

Tras unos trabajos en grupo aún pendientes, se tuvo la Eucaristía y el horario siguió el curso normal de las horas.

El martes 9 teníamos una reflexión importante que profundizar. Se trataba de ahondar en el Decreto conciliar Ad gentes, del que celebrábamos el año pasado su cincuenta aniversario. El P. Vito del Prete nos ofrecía esta reflexión y en su opinión reflejaba la idea de que Lumen Gentium es aún más radical en el planteamiento de la Misión “ad gentes”. Su reflexión era a la vez exigente con los nuevos planteamientos de una Misión ad gentes pues “exige una verdadera y necesaria conversión radical, tanto por parte de las Iglesia locales de antigua fundación como por parte de los Institutos misioneros… todos deben tomar conciencia de que la responsabilidad y, consiguientemente la elección de los areópagos, la metodología de la Evangelización, el uso de los recursos humanos y financieros, está todo en manos de la Iglesia local… esto daría concreción a esa hermosa definición que afirma que la Iglesia es misionera por su misma naturaleza”.

Los alumnos interesados por las clases

El debate que siguió ayudó mucho a los presentes a encontrarse en esta dimensión de Iglesia misionera y sus responsabilidades.

A la Obra Pontificia de Infancia Misionera (POSl) le tocó el turno en la tarde y estuvo a cargo de su Secretaria General, la Sra. Baptistine Ralamboarison. Ella nos expuso el origen, desarrollo y justificaciones de esta obra que viene a resumirse con su lema vocacional “los niños ayudan a los niños”. La necesidad de que los adultos también colaboren con la Obra se hace fundamental para que se lleve a término su objetivo.

Con Baptistine

Por la tarde la visita al Colegio Pontificio de San Pedro Apóstol donde residen sacerdotes de las circunscripciones eclesiásticas que dependen de la Congregación para la Propagación de la fe,  fue muy gráfica en lo que supone el esfuerzo de esta Obra de San Pedro Apóstol para la formación y en definitiva vida de las Iglesias jóvenes. La Eucaristía y la cena que siguió a continuación se vivió en el marco de convivencia con los sacerdotes estudiantes en el colegio.

En el Colegio San Pedro Apóstol

El miércoles día 10 era miércoles de ceniza y, por tratarse de un miércoles, pudimos participar en la Audiencia general de los miércoles. Gracias a la organización del Curso, nuestra presencia estuvo en un buen lugar del que podíamos seguir las  actividades de la Audiencia de una manera muy cercana. Tras la Audiencia cada uno de los participantes en el curso se organizó la jornada como quiso hasta las 5 de la tarde, hora en que nos volvíamos a reunir para un trabajo en grupos.El jueves 11, comenzamos los trabajos con la exposición sobre la Pontificia Unión Misional presentada  por P. Vito del Prete que nos ofreció la panorámica de la situación de esta Obra que siendo menor porque no aporta economía alguna, sin embargo es el alma de las otras tres OMP. El nuevo contexto eclesiológico, exige una nueva fase de cooperación misionera. Ayuda y cooperación entre las iglesias para el anuncio del evangelio. Exige una oración intensa y profunda, una contemplación del rostro de Cristo. Una renovación de la fe, un conocimiento de la historia, y una acción apostólica que hace que el evangelio se convierta en la cultura de la humanidad.

Placa de la CEP

Las direcciones nacionales y diocesanas deben ser animadoras de una verdadera implicación. Crecimiento de la conciencia misionera. La PUM hacer vivir y realizar la solicitud por todas las iglesias. La connatural dimensión misionera de los pastores y laicos. Animadores de las comunidades cristianas para que la pastoral adquiera un estilo misionero. Promover las vocaciones misioneras ad gentes y sostener las iglesias.

Reliquias de San Francisco Javier en Roma

Hoy la PUM ha de realizar su misión de manera más fuerte que cuando fue creada. Esta debería ser también nuestra tarea en unión con las demás organizaciones.

El Vaticano en la noche









Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

Misionero en Zimbabwe

El programa Misioneros por el Mundo, visita a nuestro misionero JoséLuis Ruíz