DESCANSE EN PAZ

lunes, enero 04, 2016

Nuestro pésame más profundo y nuestra alegría de haberlo conocido como profeta de nuestro tiempo. Ha muerto D. Alberto Iniesta, un obispo humilde y sencillo, un hombre de Dios y de bien, de sueños democráticos y libertades. Un hombre distanciado de poderes y ambición de medrar. Servidor de comunidades y que amó profundamente a la Iglesia desde el anonimato. 

corazón grande

Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

Misionero en Zimbabwe

El programa Misioneros por el Mundo, visita a nuestro misionero JoséLuis Ruíz