PORTADORES DE LA MISERICORDIA, PHILLIPE EXALUS. Día de los Catequistas Nativos

domingo, diciembre 06, 2015

Entrevista al catequista Phillipe Exalus (Felipe), Diócesis de Barahona, República Dominicana. En República Dominicana hay muchas zonas rurales y montañosas de difícil acceso. En ellas sobreviven, a merced de las inclemencias del tiempo, pobres campesinos. En el Suroeste, en la Sierra del Bahoruco son inmigrantes haitianos los que trabajan en estas montañas. Los misioneros del IEME han establecido algunas comunidades nuevas donde ejercen su labor misionera catequistas de origen haitiano. Entrevistamos a uno de ellos de la parroquia Ntra. Sra. de la Altagracia de Paraíso, diócesis de Barahona. 

Entrevista 01


Hola Philippe. ¿Desde cuándo eres catequista en estas montañas de Paraiso? 
Phillipe: "Llegué al país en el 2000 y trabajé en la agricultura en El Maniel. A partir del 2002 empecé como catequista, a colaborar en los Derechos Humanos y a formarme con el doctor Alfredo en el 2003, como Técnico Comunitario de Salud".

Entrevista 02

 Como técnico de Salud ¿cuál es tu función? "Visito en la Loma 14 comunidades, repartidas por las fincas;  a veces llueve, hay que subir y el camino está resbaloso. Cuando llego doy una charla con ellos sobre el agua, las vacunas, la eficacia de las vacunas a niños y adultos, les enseño. Atendemos su salud: si tiene fiebre, diarrea, - ahora el cólera está matando a mucha gente- , a veces encontramos personas con tuberculosis;  informo también al personal de Salud Pública ".

Entrevista 03

¿Cuál es el problema más grande en la comunidad? "El problema más grande es que no tienen documentos (permiso de residencia) para bajar al hospital. Tienen miedo de la guardia, la falta de documentos legales es muy grave. No hay botiquín en las comunidades y ese es otro gran  problema. Cuesta mucho bajar al médico y si no tienen documentos tienen miedo de hacerlo".

Entrevista 04

¿Cuántas personas acuden a la iglesia?  "Entre 50 y 60. Celebramos la Palabra de Dios, damos catequesis los sábados y cuando sube un padre, una vez al mes, celebra la “misa normal”. Solemos cantar en kreyol, pues la mayoría somos haitianos o descendientes de haitianos. Nos gusta mucho el canto y los padres dicen que cantamos bonito.
Preparamos al bautismo; el padre completa la catequesis a los padres y padrinos, estamos preparando para el bautismo, tengo 18 niños apuntados..”

Entrevista 05

¿Hay otros problemas en la comunidad? "También hay problemas de agua potable en la comunidad. En realidad no hay agua. Lleva 8 meses sin llover. La sequía está afectando mucho, se pierde la habichuela, se pierden los productos. Mucha gente ha emigrado a otro sitio. Yo me quedo porque tengo una familia..., más adelante no sé lo que voy a hacer. La sequía no deja nada a uno, se pierde todo y la gente vive de milagro, de fe en Dios.

Otro problema es la escuela. Yo estoy dando clases casi sin nada, tengo 24 niños. Hay una escuela pública, pero no está funcionando bien. Hay problemas el profesor sólo sube el martes a la loma y baja el miércoles. La comunidad viene hasta mí para que yo les de clase a los niños. Ellos deciden pagar 200 pesos al mes (5 euros) cada persona; entonces les hice el favor, pero ellos no tenían con qué pagar pues  con la seca pierde todo. Entonces yo seguí enseñando así, hasta que aparece alguna comisión que pueda pagarles algo. Hablamos con el párroco a ver si puede conseguir algunos libros, cuadernos, para darles a los niños. Para para terminar la primaria necesitan documentos que no tienen.

Algunos niños tienen acta de nacimiento de Haití, pero no dominicana, pues las mamás de ellos no tienen documento, ni dinero para pagarlo. Es muy difícil sacar los documentos porque hay que pagar mucho dinero.

Entrevista 05


Filippe  ¿Qué otras actividades desarrollas en la comunidad? "También he dado clase de alfabetización de adultos: Algunos no sabían nada y aprendieron bastante. Fue con un proyecto de la parroquia para varias comunidades y nos pagaban algo. Pero se acabó el proyecto.

Nosotros queríamos hacer una cosa por la comunidad pero cuesta mucho dinero. Es "jalar"  un agua que hay en el Maniel, bajo tierra, con un molino y panel solar, jalar el agua y ponerlo en un aljibe para que la escuela tenga agua. También hay un manantial más arriba, que tiene agua permanente. Traer el agua por tubería para la comunidad sería una solución pero cuesta mucho dinero. También vino un padre redentorista que nos ayudó a hacer la iglesia de Audón y un centro de formación".

Entrevista 06

¿Qué te motiva a hacer todos los trabajos que realizas?
"Me gusta trabajar por mi comunidad, principalmente con los haitianos. Hay gente que trabajaba conmigo, por el motivo de dinero, pero se han ido y ahora en la Iglesia yo tengo que hacer hasta las lecturas, pues se fueron. Ahora me piden que les ayude con los niños en la escuela, ¿qué voy a hacer? Pues ayudarlos".


Gracias, Filippe, con catequistas como tú crece la Iglesia, se hace fuerte la comunidad  y el Reino de Dios está presente en estas montañas con la práctica de la misericordia y la evangelización.

Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

Misionero en Zimbabwe

El programa Misioneros por el Mundo, visita a nuestro misionero JoséLuis Ruíz