, , , ,

Celebrando a San Francisco Javier: Testigos de una Iglesia en salida.

miércoles, diciembre 03, 2014

La mañana se presentaba algo fría en el exterior, pero cálida y muy cálida en el interior de Ferrer. En primer lugar por esos encuentros fraternos  con jubilados y enfermos por un lado, con residentes en España por otro. Tiempo para compartir la vida que se teje en cada rincón de donde se está.

Reunón de enfermos y jubilados
Reunión de enfermos y jubilados

Los misioneros del IEME hemos vivido en fiesta. Hemos recibido el apoyo y ytestimonios de compañeros en la misión. Aquí en España hemos vivido la fiesta los que estamos. Se han unido amigos/as, religiosos y seglares, sacerdotes de las parroquias y de la vicaría a la que pertenecemos, al arciprestazgo,  se acercaban a vivir y celebrar el día de San Francisco Javier con el IEME presente en España. Nos felicitaban y felicitábamos a todos aquellos que querían vivir la Misión, que hacían piña con la Misión, un UBUNTU misionero. Se amontonaban en ese estrecho perímetro de la casa una gran riqueza de vidas, experiencias, edades.

Residentes en España
Reunión de residentes en España
La capilla de Ferrer se nos hace chica en este día. Hay que estirarse, “apretarse” y contener la respiración para que podamos entrar todos.  No basta abrir esa tapia-acordeón que limita nuestra capilla y que nos alivia en algo la estrechez sentida. No sabemos cómo lo hacemos, pero al final se logra y son los corazones los que realizan el milagro. Y el canto se alza en la Asamblea “todos unidos, formando un solo cuerpo…vive en nosotros la fuerza del Espíritu, SOMOS EN LA TIERRA SEMILLA DE OTRO REINO”.


Vista de la capilla antes de la celebración
Vista de la capilla
La procesión inicial la van haciendo los obispos casi  “en apreturas”, se van haciendo paso entre los congregados, sólo en el espacio del altar hay anchura para una inclinación o genuflexión como Dios quiere y manda. Comienza la celebración.


Procesión de entrada
Procesión de entrada
Mons. Amadeo Rodríguez  Magro, obispo de Plasencia ha vivido tiempos intensos con nosotros, primero fue lo de Alfredo, luego lo de Cirilo. Le agradecemos su cercanía. Ha querido estar  apoyando a esta porción de la Iglesia misionera que camina en España. Nos ha presidido la Eucaristía misionera. Ha concelebrado también  Mons. Charles  Joseph Sampa Kasonde obispo de Zolwezi, Zambia que terminada la visita “ad limina” ha querido saludar y dar el pésame a la familia de José Manuel Gándara. En estos días de la fiesta se encontraba en casa  con nosotros. “Estoy en mi casa, porque de aquí han partido sacerdotes diocesanos míos” me comentaba en la noche  previa. Ambos representaban nuestras diócesis de origen y destino. Iglesia local y universal a la vez.

Presidencia de la Eucaristía


Mons. Amadeo nos ha alentado en la homilía “nos decía que “vuestra experiencia de haber sido enviados por el Señor, os hace testigos de una Iglesia que sale, que busca, que recorre caminos. La Misión ad gentes  es el testimonio mismo de lo que la Iglesia tiene que ser…No sois héroes, sois testigos, testigos del Amor de Dios, de la Encarnación, de la Iglesia  que peregrina … que realiza una espiritualidad de discípulos misioneros que dinamiza el espíritu misionero”
En el comedor
En el comedor

La Misa nos llevó a la mesa, mesa de alegría y de compartir, donde el vino se hizo sangre de fraternidad, donde todos pudimos disfrutar de todos.  Y todo gracias a San Francisco Javier.

Noticias relacionadas

0 comentarios

Galería Imágenes

Misionero en Zimbabwe

El programa Misioneros por el Mundo, visita a nuestro misionero JoséLuis Ruíz